No le va a ir bien en Nueva York

A veces un chiste del New Yorker como este me despierta y me hace tener fe en la humanidad.

Fuente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *