Medio ambiente

Cómo empeorar el tránsito

Si uno agrega una ruta nueva a las que ya existen para viajar entre dos puntos, es posible que el tránsito empeore en vez de mejorar. Esta es la paradoja de Braess, que Adrián Paenza explica amablemente en El Cohete a la Luna. Para una descripción más técnica, siempre se puede contar con Wikipedia.

Esto se emparenta con el fenómeno de la demanda inducida, cuando se aplica al transporte: agregá más carriles a una autopista, y el tránsito empeorará. Según Wikipedia,

el urbanista Jeff Speck ha llamado a la demanda inducida “el gran agujero intelectual intelectual en la planificación de la ciudad, la única certeza profesional que todos los que piensan parecen reconocer, aunque casi nadie está dispuesto a hacer algo al respecto”.

Igual, como explica Tom Gauld, esto no va a durar para siempre. Quién sabe a dónde nos llevará el futuro:

Bicisenda

Están haciendo una bicisenda en la calle Echeverría, acá en mi barrio, Belgrano, Buenos Aires. No sé de dónde a dónde irá, pero la vi en construcción a ambos lados de Crámer. Lo bueno: va a despejar un poco la vista; no tanto auto estacionado, mientras uno camina buscando aire. Lo malo: los autos que no estén estacionados andarán con mayor desesperación buscando estacionamiento. Más vueltas a la manzana, más bocinas, más gente enojada en la calle.

Igual lo aplaudo. Más que por las bicis (se sabe que no están bien diseñadas estas bicisendas), por restar espacio a los autos.