traducción

La noche blanca

Lighthousekeeping

El capítulo “La inquilina del sol” de La niña del faro, de Jeanette Winterson, traducida por Alejandro Palomas, empieza con esta frase:

La luz de la luna teñía de blanco la noche.

Lindo, ¿no? Claro que el capítulo “Tenant of the sun” de Lighthousekeeping, de Jeanette Winterson, sin traducir, empieza con esta frase:

The moon shone the night white.

Se me cayeron las medias al verla. To shine como verbo transitivo, además de la noche blanca, además de la sonoridad, la rima interna deliberada, el ritmo.

Es uno de los tantos problemas de la traducción. ¿Qué se hace con algo tan contundente? Por esto, y mil cosas más, si uno quiere desarrollar un estilo en el idioma que maneja tiene que dejar de leer traducciones.
Como juego, vale la pena probar otras formas de traducir esa frase. Digamos:

La luna ponía blanca la noche.

Es corta. Y se toma venganza del inglés usando el verbo “poner” de un modo bien idiomático. Pero no llega al nivel de mérito del original. ¿Alguien da más? ¿De qué otras formas se puede rescatar la joya lunar de Jeanette?